La música Techno por dentro

La música techno y todos los estilos que de ella se han generado (como el Trance, el Hard Trance, el Goa y el Hardcore), es un género musical que forma parte de un género más amplio: la música electrónica. Como su nombre lo indica, se trata de utilizar las tecnologías más sofisticadas para producir música. El vocablo “techno” que deriva del inglés “technologic” se usó por primera vez en Detroit y Berlín, en los inicios de los años ‘80.

musica techno

Una pieza clásica de la música techno se basa en uno o varios ‘loops’ (bucles), que son, en esencia, sonidos sintéticos que se repiten varias veces y se realizan utilizando un sintetizador cuyo objetivo es reproducir las percusiones.

Los primeros artistas que se dedicaron a la música techno fueron Derrick May, Juan Atkins y Kevin Saunderson. Atkins, en particular, fue el primero en realizar piezas musicales de estilo techno. Su canción “Alleys of your mind”, del año 1981, ya tenía una impronta típicamente tecnológica, sobre todo debido al uso del sintetizador y de la electrónica.

En realidad, la música techno nació en Detroit pero se ha consolidado fuertemente en otras ciudades como Chicago y Berlín. De hecho, Chicago se considera “la patria de la música house”. Vale aclarar que el techno difiere de la música house puesto que la primera está mucho más ligada al rock y, aunque ambas utilizan el sintetizador para crear la base tecnológica, las canciones de techno son originales, al contrario del house donde casi siempre se trata de canciones realizadas sacando partes de canciones y bases de viejos discos de música dance y añadiéndole una base de percusiones sintéticas.

En la actualidad la música techno se subdivide en varios géneros: Detroit Techno, Chicago Techno (o Stomping Techno), Hardgroove, Hands Up, Hard Techno y Acid. El género Hands Up nació en Alemania en el 2003 y se caracteriza por su extrema velocidad y la intensidad de las percusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista